Escuelas en “Municipios de la esperanza”

El gobierno presento el plan de re-activación paulatina a que llamará “La Nueva Normalidad”, después de 51 días de confinamiento a causa del COVID-19. Este plan se regirá por varias etapas que usarán un semáforo de 4 colores: semaforo

269 municipios en 15 estados reactivaran sus actividades comerciales y regresar a clases presenciales a partir del lunes 18 de mayo, se les llamará “Municipios de la Esperanza” pues son los que no tienen registrados contagios de COVID-19 y cuyos vecinos tampoco tienen casos positivos.

En Oaxaca se encuentran 203 “Municipios de la Esperanza” y en teoría, ya se encuentras listos para el regreso a la Nueva Normalidad y con ello la reanudación de las clases presenciales el lunes 18 de mayo

Pero estos “Municipios de la Esperanza” tienen otro problema: la mayoría de los maestros no radican en estos municipios y viajan constantemente a la Ciudad de Oaxaca, que es donde se encuentran sus familias. Ante esta situación, algunos de estos municipios han tomado de manera precipitada medidas que atentan contra los derechos de los maestros como:

  1. Solicitar que los maestros regresen a estos municipios 15 días antes
  2. “Mantenerse en resguardo”, es decir, no podrán salir de ese municipio de la esperanza hasta que finalice el ciclo escolar.
  3. Reportarse con el presidente municipal de la esperanza
  4. Acudir a la clínica del municipio para que verifiquen que se encuentra en buena salud (supongo que tendrán pruebas de COVID-19)
  5. Evitar salir a las calles.

En Maestro de Oaxaca sabemos de la cultura de higiene y orden que tienen los pueblos de la Sierra de Oaxaca, ellos por ejemplo cerraron sus “fronteras” y evitaron que las personas que salieran de sus municipios regresaran por temor a contagios apenas supieron del virus COVID-19, y eso garantizo su estatus de la esperanza el día de hoy.

El Gobierno de Oaxaca y Federal deben de asesorar a estos Municipios de la Esperanza y no dejarlos solos en este nuevo camino que les toca transitar, pues pueden violar garantías individuales en los acuerdos que tomen en sus asambleas, el gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, refirió que dichos acuerdos se tomarán con base en los usos y costumbres de los denominados “municipios de la esperanza”. y que su gobierno los respetará. Estos son

1
Documento del municipio de Santiago Lachiroag, Villa Alta, Oaxaca
Documento del municipio de Talea de Castro, Villa Alta, Oaxaca

El día de ayer según fuentes del periódico El Universal, en el municipio de Tamazulapám Mixe, catalogado como “Municipio de la Esperanza” se dio un brote comunitario que ya involucra a 9 personas e inicio por el esposo de una enfermera. Por lo que se deben extremar precauciones en estos Municipios de la Esperanza y no forzarlos a reabrirlos porque lo que se les quitará, será eso, la esperanza.

 

Supervisor cubre maestro acosador

Padres de familia de la Escuela Secundaria Técnica No 215 de San Jacinto Amilpas negaron la entrada al Profr. Martín Pérez Chagoyala, ante la nula atención prestada por el supervisor de la Zona Escolar 1 Profr. José Bravo García. El Comité de Padres de Familia asegura que existen por lo menos 15 casos de acoso sexual y verbal hacia los estudiantes de la escuela, además dijeron:

“Estamos aquí para exigir que destituyan al docente por segunda vez, no queremos que después pase a mayores o que haya una violación”

Un padre de familia de nombre Ricardo Ramírez Cruz dijo:

“El acoso directo con mi hija fue; perseguirla junto a otras de sus compañeras, para decirle que era una sucia sucia y muy provocativa, creo que esas palabra incitan directamente al acoso”

Cabe señalar que existen protocolos para la Prevención, Detección y Actuación en caso de Abuso Sexual Infantil, acoso escolar y maltrato en las Escuelas de Educación Básica, mismas que deben ser aplicadas por el personal directivo, pero supervisados de manera mensual o por lo menos bimestral por los supervisores escolares. Este no es el único caso de acoso escolar en el que se ha visto involucrado el supervisor José Bravo, pues hace un año en la Escuela Secundaria Técnica 271 hubo un caso similar, en el que aprovechando la situación en la que se vio envuelto el director de la escuela, quiso desplazar al director para imponer a su hijo como director de esa escuela

Checa el Protocolos para la Prevención, Detección y Actuación en caso de Abuso Sexual Infantil, acoso escolar y maltrato en las Escuelas de Educación Básica, para el estado de Oaxaca:

Prevencion

La CNTE y la lucha por la abrogación de la reforma educativa

Durante los días 20 y 21 de marzo de 2019, las inmediaciones del Palacio de San Lázaro y del Senado de la República, fueron rodeadas por trabajadores de la educación aglutinados en la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), principalmente de la sección XXII de Oaxaca. La CNTE se movilizó para exigir que el poder legislativo diera cumplimiento efectivo al compromiso del Licenciado Andrés Manuel López Obrador respecto a la abrogación de la mal llamada reforma educativa.

La acción de la CNTE, llevó al presidente de la República a canalizar el diálogo con las Secretarías de Gobernación y de Educación Pública, mientras que el Poder Legislativo pospuso el proceso, en el que se avalaría el dictamen de la Comisión de Educación y puntos constitucionales, hasta que fueran escuchados los planteamientos y las propuestas de la Coordinadora Nacional.

El accionar de la CNTE y la participación, en su mayoría, de las bases del magisterio oaxaqueño, cuando se define el destino de la reforma educativa Peñista, dio pie a cuestionamientos sobre el estado de la unidad de la Coordinadora Nacional y la posición que juegan las dirigencias de los distintos contingentes.

A lo largo de 39 años de existencia, la conducción de la CNTE no ha recaído en las espaldas de un solo contingente; cada uno de ellos ha pasado momentos y etapas de algidez y reflujo que han limitado su accionar. A pesar de ello, la CNTE ha sobrevivido al “vendaval neoliberal” y ahora, frente a un gobierno que se llama a sí mismo democrático y nacionalista, sus principios rectores y sus demandas estratégicas mantienen más vigencia que nunca.

De 2013 a la fecha, la lucha del magisterio democrático nacional por la abrogación de la mal llamada reforma educativa y contra las reformas estructurales en su conjunto, se ha expresado de una y mil formas a lo largo y ancho del territorio nacional, siendo determinadas por las condiciones políticas y organizativas de cada sector magisterial.

Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán, Tabasco, Veracruz, ente otros, han sido escenarios de una abierta lucha política donde la persecución, el hostigamiento y la represión masiva y selectiva han traído como consecuencia: decenas de maestros y padres de familia detenidos por motivos políticos, desaparecidos y asesinados.

En entidades, donde el accionar político de las bases es incipiente, la ruta jurídica ha dado lugar a la unidad, a la organización y a la protesta callejera como mecanismo útil para enfrentar al charrismo sindical y descubrir el carácter de clase del sistema político y económico del país.

Con el reciente triunfo, que representó el accionar de la CNTE al detener temporalmente el avasallamiento legislativo, aún no se garantiza que sea abrogada en su totalidad la mal llamada reforma educativa, sus tres leyes secundarias y toda la normatividad que de ellas emanan. En este momento, la CNTE se plantea en su lucha que el Estado garantice el derecho del pueblo a recibir educación pública, laica, científica, gratuita y obligatoria en todos los niveles educativos y que respete plenamente todas las conquistas laborales adquiridas por los trabajadores de la educación.

La defensa del carácter público de la educación, así como la democratización del sindicato y del país, no son tareas sólo de los trabajadores de la educación en general o de la CNTE. Es urgente reagrupar a todas las fuerzas del movimiento sindical, campesino, estudiantil, popular, así como a los artistas e intelectuales progresistas y revolucionarios para construir un polo de unidad de la clase trabajadora que vaya desbrozando el camino y haciendo a un lado la cortina de humo tendida por la llamada 4ª Transformación.

El Congreso Nacional Extraordinario de la CNTE, a realizarse del 5 al 7 de abril de 2019 en la Ciudad de México, tiene la responsabilidad de diseñar una ruta clara para que el magisterio democrático nacional juegue un papel determinante en la construcción del Modelo Educativo que nuestro país necesita. Debe convocar a las distintas fuerzas del movimiento popular del país para que, paralelamente al avance en la abrogación total de la mal llamada reforma educativa, se vayan sentando las bases para construir el Frente Único que le ponga freno a la política de continuismo neoliberal, porque la señora lucha de clases no nace ni muere con la abrogación de la reforma educativa pues ésta es sólo una batalla en el objetivo estratégico de ganar la guerra.

El Foro de Denuncias “Por la defensa de la Educación Pública, la Vida, la Libertad y los Recursos Naturales”, convocado por el Movimiento Magisterial y Popular de Chiapas, realizado el 16 de marzo de 2019 en Tuxtla Gutiérrez, así como el abierto apoyo del pueblo y la clase trabajadora a la lucha magisterial, es ejemplo de la unidad que debe construirse de cara a los combates que se avecinan.

Entre tanto, la movilización en la Ciudad de México en el marco del proceso legislativo es una tarea que ningún trabajador de la educación debe soslayar. Cada contingente, debe ser capaz de sacarle provecho a las condiciones particulares para contribuir al fortalecimiento de un único ejército de los trabajadores.

La consigna de: “Si la mal llamada reforma educativa no se abroga en la ruta legislativa, los trabajadores de la educación, los estudiantes y el pueblo en general lo haremos en las calles”, debe ser una acción práctica, no sólo una declaración política.

ricardorojo7819@yahoo.com.mx

Una salida digna

Hace seis años, una reforma al artículo 3º de la Constitución elevó al estatus de Órgano Constitucional Autónomo al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), instituto que ya llevaba una década de estudio y desarrollo de metodologías e instrumentos que aportaban información imprescindible sobre el estado que guardaba el sistema educativo nacional.

La decisión de conceder autonomía al INEE se derivó del reconocimiento de que la autoridad educativa –federal, estatal o municipal– no debe ser juez y parte; no debe diseñar, implementar y evaluar sus propios esfuerzos.

Entre otras atribuciones que le fueron conferidas, el nuevo INEE nació para evaluar y promover el cumplimiento de la obligación del Estado de garantizar el derecho a la educación de cada niña, niño y joven (NNJ) en México.

Trasladémonos al día de hoy. Si se aprueba la iniciativa de reforma al artículo 3º constitucional presentada por el Poder Ejecutivo, estamos a unas semanas –tal vez menos– de ver la desaparición del INEE.

Nosotros, como muchos otros, hemos advertido del riesgo de perder un instituto autónomoresponsable no sólo de desarrollar evidencia confiable para la toma de decisiones, sino también de asegurar su uso adecuado por parte de las autoridades.

Estamos seguros que México necesita un instituto para la educación con autonomía, no sólo técnica, sino también funcional y financiera.

Pero hay que ser realistas. Que el INEE se va es casi un hecho.

Entonces, ha llegado la hora de pensar cuál sería una salida digna que respete y refleje la gran tarea que se le otorgó hace seis años a ese organismo: aportar elementos para la garantía del derecho a la educación en México.

Desde nuestra perspectiva, esto debe incluir tres acciones fundamentales orientadas a una defensa y promoción efectiva del derecho de todas y todos a estar, aprender y participar en la escuela:

1) Asegurar la aplicación adecuada del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea) 2019: para dar seguimiento a las trayectorias educativas de los estudiantes y brindar información necesaria para la evaluación y diseño de políticas y programas educativos.

2) Dar seguimiento a los derechos profesionales de los docentes: acompañar a las autoridades locales en la implementación efectiva de los concursos de ingreso y promoción.

3) Publicar el acervo de información del Instituto: hacer disponible todas las bases de datos, información, metodologías e instrumentos desarrollados en los últimos seis años.

Con todo y recorte presupuestario, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación puede (y debe) priorizar sus decisiones y pensar en el legado que dejará a las niñas y los niños y sus maestros en México, así como a las autoridades en los estados y el gobierno federal que requieren elementos para tomar decisiones adecuadas y seguir impulsando la transformación de sus sistemas educativos.

Que sus actos finales sean dignos de la esperanza y expectativas depositadas en él hace seis años.

 

Directora de Mexicanos Primero

@jennodjod

El SNTE y la condición de Esau

El próximo secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, pronunció una frase correctamente impolítica cuando se refirió al SNTE como uno más de los sindicatos que participarían en los foros de consulta que impulsa el nuevo gobierno federal.

Es impolítica porque nunca antes, en los años que llevamos observando el fenómeno educativo desde lo político, habíamos tomado nota de que un funcionario (entiendo que Moctezuma aún no lo es, pero para el efecto es como si lo fuera), de que un funcionario metiese al SNTE en la misma canasta que al resto de los sindicatos magisteriales mexicanos. Por eso nos parece que la frase es impolítica pero al mismo tiempo correctamente impolítica, porque ser lo justo.

Anunció Moctezuma que “las organizaciones sindicales formarán parte de los foros de consulta para la propuesta en materia ejecutiva que planteará el próximo gobierno federal, incluyendo el SNTE, la CNTE y alrededor de 80 sindicatos más qué hay en el país. La dirigencia nacional del SNTE destruyó Nueva Alianza y vendió la primogenitura del sindicato a cambio de un gordo plato de lentejas. Se colocó en la situación de Esaú.

En ningún momento de los cinco años de la reforma educativa que ya desaparecerá nadie en la dirigencia nacional del SNTE ni en sus seccionales se atrevieron a exigir la desvinculación de la evaluación docente respecto de la permanencia en el empleo. Jamás. Sólo después del triunfo de Morena, el primero de agosto, el líder nacional del SNTE dijo que “reiteraba” esa exigencia. Ya hemos dicho en notas previas que esa reiteración no existe porque nunca existió la exigencia.

Poco antes del primero de agosto (de nuevo después de las elecciones presidenciales) mediáticamente el SNTE se dispuso a mencionar el tema de los docentes cesados en el comunicado 24/2018 del 19 de julio dónde se publicó que “debido, principalmente, a interpretaciones erróneas de la Ley del Servicio Profesional Docente los dirigentes acordaron intensificar acciones con autoridades federales y estatales, para dar respuesta satisfactoria a las exigencias planteadas, entre las que se encuentran la solución a ceses injustificados”. Nunca antes eso se había puesto por escrito.

Nadie tampoco del desaparecido partido Nueva Alianza se atrevió a levantar políticamente la voz por los despedidos. Digo ‘políticamente’ porque el Panal fue un partido político, y si el SNTE se despoja de lo político queda en nada, y eso es precisamente lo que hicieron de él los dirigentes actuales, le quitaron lo político y convirtieron un sindicato otrora vigoroso en un lamentable despojo ambulante.

La reforma educativa se trabajó sobre dos legislaturas federales, las dos del presidente Peña. La primera de las dos (2012-2015) tuvo para el Panal diez diputados, todos plurinominales, cinco vinculados al SNTE: Lucila Garfias Gutiérrez; José Angelino Caamal Mena, Sanjuana Cerda Franco, Sonia Rincón Chanona y Dora Talamantes Lemas. En la segunda (2015-2018) el Panal tuvo trece diputados: Luis Alfredo Valles Mendoza, Mirna Saldívar, Carmen Victoria Campa Amaral, María Eugenia Ocampo Bedolla, Carlos Gutiérrez García, Karina Sánchez Ruiz, Jesús Rafael Méndez Salas, Luis Manuel Hernández León, Francisco Javier Pinto Torres, Angélica Reyes Ávila, Ángel García Yáñez, Melissa Torres Sandoval, Elvia Graciela Palomares. Nadie se atrevió a alzar la voz.

Hoy alzan la voz los diputados federales de Morena (e.g., Irán Santiago Manuel) para que se suspenda la evaluación docente de noviembre y para que mediante un Punto de Acuerdo se exhorte a la SEP y a los gobiernos estatales para que lleven a cabo la reinstalación de maestros cesados a partir de la implementación de la reforma educativa. Si lo diputados del Panal lo hubiesen hecho es probable que ese partido hubiese conservado el registro. En el sitio turquesa ubicado en gpna/iniciativas, de la Legislatura LXIII correspondiente a los años 2015-2018 no encontramos ninguna relacionada a iniciativas tendientes a modificar la ley docente.

En algo más se ha abstenido el SNTE de actuar. Ahora participa en los foros convocados por el nuevo gobierno junto a otros “ochenta sindicatos” y a lado de la CNTE a la que tanto se ha insultado, pero no hace lo suyo, lo propio, al negarse a convocar al Congreso Nacional de Educación que es precisamente el espacio estatutario (artículos 52 al 69) destinado a hacer lo que ahora hace Moctezuma y que los dirigentes nacionales del SNTE también dejaron de hacer. El mando nacional actual perdió la voluntad de servir. En estos términos se lo escribí a los maestros Juan Díaz y Alfonso Cepeda antes de las elecciones del primero de julio. Los correos electrónicos y las llamadas telefónicas nunca merecieron respuesta. También los dominó la soberbia.

Moctezuma, al mencionar al SNTE como uno más de “ochenta sindicatos”, y al desconocer tres cuartos de siglo de primacía desde 1943, coloca a este sindicato en la condición de Esaú: perdió su primogenitura por un plato de gordas lenteja$ del erario público. Quizá les convenga más a sus representantes nacionales y seccionales esta descalificación que otra en la que, por no defender políticamente a los docentes cesados, deban ser colocados en la más vergonzosa posición de Caín.

Twitter @WenceslaoXalapa

2 de Puebla al INEE

El pleno del Senado eligió con 79 votos  para ambos a la dupla Poblana de Patricia Gabriela Vázquez del Mercado Herrera y a Bernardo Hugo Naranjo Piñera como nuevos integrantes de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE).

Eduardo Backhoff, actual presidente del INEE y la comisionada Margarita Zorrilla, quedaron fuera, a pesar de estar incluidos en las dos ternas que el presidente Enrique Peña Nieto envió a ésta Cámara.

La dupla poblana, tiene una amplia trayectoria en materia de educación. La primera es la actual titular de la Secretaria de Educación en el estado de Puebla y Naranjo Piñera cuenta con despacho de asesoría en educación, cuyo modelo se ha implementado con gran éxito en el estado de Puebla ademas que durante tres años esa entidad obtuvo el primer lugar en las evaluaciones, sistema que replicó en Sonora, con los mismos resultados.

El presidente de la Comisión de Educación del Senado, el panista Juan Carlos Romero Hicks  destacó que el INEE es una institución con prestigio internacional, pero dijo que aún hay muchos pendientes en materia educativa: hay que consolidar la autonomía, hay que complementar la evaluación y la formación de todos los agentes de la educación; en materia de Ley General del Servicio Profesional Docente “necesitamos una evaluación más amable, una mejor formación, una incorporación de las voces de los maestros, de los alumnos, de los padres de familia, de los directivos y autoridades en la evaluación del sistema, porque el consenso se construye a partir del disenso”.

Además, dijo “México necesita escucharse y necesitamos preguntarnos quién evalúa al evaluador”. Asimismo, añadió, se debe acercar la información a los tomadores de decisiones para el uso y aprovechamiento de la información tengan trascendencia en el sitio inmediato, es decir, “en el plantel escolar”.

Ver comparecencia del C. Bernardo Hugo Naranjo Piñera

Ver comparecencia de la C. Patricia Gabriela Vázquez del Mercado Herrera

 

 

 

Maestro de Oaxaca: Bienvenido

Los maestros de Oaxaca han sido blanco de criticas en los últimos 38 años, y en los últimos 3 años a raíz de la Reforma Educativa y la re-estructuración del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca IEEPO, esta critica se ha acrecentado. Los medios masivos de comunicación como la radio y la televisión han sido los protagonistas de esta critica sin dejar oportunidad de replica, y las pocas que se han dado, han sido por lideres los sindicales o funcionarios publicos sobre los que pesan actos de corrupción que dejan sin credibilidad a sus representados.
El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación SNTE tiene dos representaciones que de manera voluntaria están afiliados en Oaxaca: la sección 22 y 59. La sección 22 a su vez se “coordina” con otras secciones del país que también afiliadas de manera voluntaria al SNTE a través de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación CNTE (la CNTE no es un sindicato)
La sección 59 es la ultima sección de educación básica creada por el SNTE en 2006, a diferencia de la sección 22, la sección 59 no se “coordina” con la CNTE, y esto evita que participen en marchas, paros, plantones, etc. Pero esto no a sido suficiente para que crezca en afiliados, pues dentro de ella han surgido diferencias recientes que han provocado lo contrario, la división.
El Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de México SITEM Sección Oaxaca, no es una sección del SNTE, el SITEM surge a raíz de las diferencias con la sección 59 (los integrantes del SITEM eran afiliados de la sección 59 del SNTE).
En los últimos 3 años, los profesores que han decidido evaluarse para ingresar al servicio profesional docente, los que se han evaluado para promocionarse a puestos directivos y los que se han evaluado para recibir horas adicionales o incrementar su salario para mejorar sus ingresos económicos han recibido el nombre de “Idóneos” o “Institucionales”. Estos profesores que cada año son más, tienen diferentes condiciones laborales, pues mientras en la sección 22 del SNTE son rechazados, en la sección 59 del SNTE y SITEM Sección Oaxaca son muy solicitados.
A grandes rasgos y sin ningún tipo de inclinación a alguna sección del SNTE, SITEM o IEEPO, este es el panorama educativo en Oaxaca, y en donde los maestros se ven en una disyuntiva entre trabajar con la sección 22 y sección 59 del SNTE, Sección Oaxaca del SITEM o ser institucionales sin importar su preferencia o afiliación sindical
A través de esta página, trataremos de informar la otra cara de la moneda, son ninguna preferencia y priorizando siempre en lo posible comprobar la información que les daremos.